Las cosas que me gustan...

  • Me agradaría saber que pertenezco a una especie que fuera capaz de respetar la vida en todas sus expresiones y convertir al Planeta en un gran hogar para todos...

domingo, 13 de mayo de 2018

In-certezas.

No te he visto marchar.
Razón suficiente para 
prolongar la espera...


                                       mao.

martes, 20 de marzo de 2018

Ausencia.


Todos los objetos giraron y cayeron sobre ella.
Hablaban sin pausas, superponiéndose.
Extendió sus manos procurando tregua.
Ordenó despacio, cada cosa, lentamente.
Acarició los pliegues de la ropa.
Un saco gris de lana la espiaba...como preguntándole.

El tic-tac del reloj la devolvió al presente.***

                                                                     Texto y fotografía: 
                                                                                        mao
y pasado el tiempo seguí encontrándola, aún cuando su voz era sólo un eco...

viernes, 16 de febrero de 2018

Partir...

Amaneció.
El último amanecer del pequeño pájaro.
Miró hacia arriba, directo al cielo.
Captó quizá la magnificencia que le era negada.

Avanzaron las horas, lentas.
Dos, tres, cuatro...
Oyó el mensaje triste del trinar de sus padres.

Acurrucado, en el piso de la jaula,
aquel nido no era su nido,
no tenía la calidez del suyo.

Sus ojitos perdieron brillo.
Así y todo atesoró el verde de la fronda fresca.
Escuchó las últimas notas del cantar de su madre...

Y quedó así, con sus plumitas naranja
de cara al viento...
Los ojos abiertos, procurando llevar
en su alma alada toda la vida que se le negaba.***


Y era tan inmensa la promesa de inmensidad...


Fotografía y texto: mao

sábado, 9 de diciembre de 2017

Por aquí anduvieron mis ojos... RETACITOS VIII

De "El agua y la noche."


Señor...

He sido, tal vez, una rama de árbol,
una sombra de pájaro,
el reflejo de un río...

                                         Juan Laurentino Ortíz
                                         Poeta entrerriano.

Un atardecer, cuando los pájaros vuelen en despedida...así me iré, tal vez me recuerdes entonces...



Texto: J.L.Ortíz. Poeta.
Fotografía: mao.

miércoles, 11 de octubre de 2017

"Pequeñito..."

He escuchado al viento pasar, 
detrás de las cortinas,
frente a mi ventana.
Me ha dicho en un eco
que ha visto a mi niño,
a mi triste niño...y que sonreía.
Que era su cuna
con colchón de nubes,
y que lo acunaban las hadas
del cielo.
Todas las estrellas lo alumbran
por las noches, y son azules
sus amaneceres.
Dijo que llevó mi mensaje
y que, al escucharlo, sonrió, imperceptible.

                         ***

¿Cómo habría sido tu risa, cómo?
¿Y tus manitos tendidas?
¿Cómo sería tu rostro, cómo?
¿Y tu voz?
Qué pensarías a futuro pequeño mío, qué...
No lo sabremos nunca,
llegaste y te fuíste, fue todo tan rápido,
tan triste.
Te lloro, sí. Te lloro.
Pero no quiero llorarte por siempre.
Por eso imagino tu risa, tus ojos,
creciendo feliz.
Te cuento mil cuentos de aves y perros,
te llevo a la plaza, me hamaco contigo.

Te celebro, a pesar de todo.
A pesar de la muerte.
Contra todo sinsentido.***

domingo, 17 de septiembre de 2017

Embeleso.

En puntas de pie subió los escalones.
Y a la par, la música del arpa, como embrujada,
invadió el recinto, abarcándolo íntegramente.

Una figura delgada, un rostro pálido, un vestido blanco.
 El arpa, dorada.
La sala embelasada, los sonidos llenos de magia.

Algo nórdico, un toque francés, y las manos...
esas hadas lánguidas revoloteando sobre las cuerdas.

Al final de la escalinata detuvo sus pasos.
Se sentó, despacio.
Absorbió sonidos, tonos, colores.
Y se dejó atrapar, con total entrega.

Y a continuación fue un dúo.
Y como cierre un quinteto, diez manos aladas
flotando en el aire, dibujando melodías,
disolviendo el tiempo, hechizando instantes.

Y como casi siempre el final ingresa.
Aplausos, cerrados aplausos.
Emoción profunda.
Reconocimiento.
Reverencia al talento.
Sensibilidad manifiesta.
Prodigios.

Y tomó su bolso, incorporándose.
Y bajó la escalera en medio de la gente.

La sala de conciertos quedó en silencio,
despoblada de voces, a oscuras.

Junto a las estrellas, titilantes y lejanas,
una estela melodiosa envolvió su mirada.

Miraba hacia adentro,
profusa de recuerdos,
envuelta en un aura etérea...
tan fugaz como esa estrella -pensó-
así es la vida.***
                                                                       mao.

¿Quién será el dibujante -se preguntó- que dibuja los trazos de la poesía?

sábado, 2 de septiembre de 2017

"Enhebrando despedidas".

Aún escucho las voces, las risas, los pasos...y recobro el tiempo que nos unió.
Desapareció.
Del espacio físico desapareció.
La vieja montura, los arreos de cuero, las fustas...
Flotan en el aire, fantasmales.
Por el campo verde vuelan las aves blancas.
Marchitos, los pasos se detienen.
No están, no vendrán...¿no ves acaso que no llegarán?
El tren pasa, inmerso en su cadencia de rieles y soles.
Ha pasado...no regresará.
La cocina a oscuras se enciende de luces,
se entibia de brasas, se puebla de voces.
¿No sabes acaso que no volverán?
El jardín vacío de flores y nidos, de golpe 
se trueca en trinos y colores.
Florecen las fresias, la fortuna, la nácar,
cascadas naranja, macetillas, brujitas.
En gráciles vuelos pasan picaflores.
¿No entiendes...? No están.

Cruza la laguna la luna de plata.
Cruza por su rostro un mantón de lágrimas.

Y se queda así...
fabricando sueños de memoria viva,
tejiendo las hebras del propio destino.***

                                                                    mao.